facebook
Published On: Sun, Jan 8th, 2017

8 cosas que son contagiosas y NO LO SABÍAS

Cuando escuchamos la palabra “contagioso”, lo primero que se nos viene a la mente es un sinfín de enfermedades. Algunos de inmediato pensamos sobre la acción de bostezar, o estornudar, aunque por lo general no nos damos cuenta de que la lista de los síntomas de los que nos podemos contagiar no termina ahí. De hecho, las pruebas científicas más recientes demuestran que hay toda una serie de sensaciones y emociones que también pueden esparcirse entre la gente. ¡Mira cuáles son!

1. Miedo

Es obvio que el miedo pueda expandirse entre los humanos, aunque este hecho no tiene una justificación meramente científica. Algunos sabios opinan que esto se debe a nuestra necesidad instintiva de alarmar a los demás sobre el peligro que se avecina. De hecho, el olor del sudor de una persona atemorizada puede hacernos sentir miedo también a nosotros mismos.

2. Estrés

El estrés es una de las condiciones más típicas de nuestra época y resulta que, al menos en una ocasión, fue demostrada su gran influencia en las personas. Al igual que en el caso del miedo, al estar en contacto con el olor (o sudor) de alguien estresado y nervioso, los seres humanos también nos dejamos llevar por las emociones: esto lo estipula un estudio realizado por Social Cognitive & Affective Neuroscience.

3. Negatividad

Una prueba científica llevada a cabo sobre un grupo de estudiantes demostró que los universitarios que acababan de matricularse, al tener que compartir el cuarto con sus compañeros mayores, casi siempre terminaban asimilando su comportamiento y actitud hacia la realidad acorde a la índole de sus compis. En realidad, todas las emociones pueden ser “contagiosas”, aunque las negativas generalmente nos afectan más.

4. Picor

Si al ver que a otra persona algo le está picando, tú también empiezas a rascarte, enhorabuena: eres un ser humano con todas las letras. Probablemente debido a nuestras capacidades empáticas, cuando notamos que a un amigo le está dando un ataque de picor, o le molesta el comezón, en nuestros cerebros se activan las mismas áreas, responsables por estas sensaciones tan desagradables.

Te puede interesar:  Estaban en un restaurante una madre con su hijo…

5. Enfado

Como ya hemos dicho en uno de los párrafos anteriores, los humanos solemos ser muy propensos a sentir las mismas emociones negativas que podemos notar en las personas a nuestro alrededor. A veces, basta tan sólo con que uno de nuestros compañeros nos suba de tono para hacernos montar en cólera sin que seamos conscientes del motivo.

6. Felicidad

Hace ya bastante tiempo, los estudiosos de la Universidad de Harvard han llegado a la conclusión de que la felicidad también puede ser contagiosa. Según sus observaciones, el nivel de tu alegría causada por la alegría de un ser querido crece el doble en comparación con lo que te pasa cuando la persona dichosa es uno de tus familiares. Por si fuera poco, te puedes sentir más feliz si algo bueno le pasa a una persona que no sólo es tu buen amigo, sino también es del mismo género que tú.

7. Soledad

Así es: tanto la sensación de la soledad, como tristeza e incluso los pensamientos suicidas, pueden tener que ver con las personas que uno tenga a su alrededor. Si te sientes deprimido, no tienes ganas de vivir y lo ves todo de color negro, primero fíjate en tus amistades. Puede que alguna de ellas te afecte de una manera muy negativa…

8. Consumo excesivo

Para terminar, lo más sorprendente: igual de contagiosa puede ser la propensidad a… ganar peso. Como demuestran las estadísticas de Harvard, la posibilidad de que ganemos algo más de peso aumenta un 37% cuando vemos engordar a nuestro cónyuge, un 40% cuando se trata de nuestros hermanos, y hasta un 57% cuando vemos un michelín nuevo en la panza de nuestro amigo íntimo. ¿Cuál de estos datos te parece el más chocante?

Fuente: Starstock