facebook
Published On: Fri, Nov 4th, 2016

Aparecieron miles de hormigas pero cuando empapó un algodón en esto…Qué Ingenioso!

El verano es la época favorita del año para muchos de nosotros. Entre ir a la playa, las barbacoas y el clima impresionante, ¿qué más se puede pedir? Bueno, todo no podía ser perfecto… resulta que sí hay algo muy importante que nos gustaría evitar en verano…¡los insectos! Y es que, cuando las flores despliegan sus olores o la sandía fresquita se saca a la terraza, los bichos se convierten en una terrible plaga.

Es cierto que los insectos son muy necesarios para el medio ambiente, además muchos de ellos tampoco llegan a ser muy incómodos…¿A quién no le hace ilusión encontrarse con una mariquita? o ¿a quién no le gusta la miel que producen las abejas?

Sin embargo, otro montón de insectos oportunistas que ven el verano como un “buffet libre” y tu cocina como el plato principal de su menú diario.

El gran inconveniente no surge cuando estos insectos están fuera de tu hogar sino cuando deciden auto invitarse y ocupar un sitio en tu mesa, o colarse en tu despensa y formar filas interminables por tus paredes. ¡Seguro que todos estáis pensando en el mismo insecto ahora mismo! Sí, hablamos de la hormigas, en concreto, de esas que se sienten atraídas por el dulce.

De hecho, las hormigas del azúcar son las peores porque al principio cuando encuentras una o dos, parecen inofensivas… pero antes de que te des cuenta, tendrás a toda una colonia invadiendo tu cocina.

Afortunadamente, hay una manera fácil de evitar esta situación, y sin necesidad de utilizar ningún fumigador de plagas. ¡Echa un vistazo a continuación para descubrir este simple truco!

{keyword}
Facebook/Spouses Cleaning Houses

Las hormigas de azúcar son tan pequeñas que resulta muy fácil que pasen desapercibidas cuando solo hay una o dos. Algunas pueden ser del tamaño de la cabeza de un alfiler, podrían parecer migas de pan o, incluso, polvo en un mostrador de la cocina o en el suelo.

Por desgracia, cualquier rastro de comida puede convertirse en una llamada para toda una colonia de estos diminutos insectos. A las hormigas les gusta alimentarse de galletas dulces y saladas, pan, fruta, y, por supuesto, de azúcar.

{keyword}
Facebook/Primal Happy Place

Afortunadamente, su gusto por lo dulce es también su talón de Aquiles, pues el azúcar se puede utilizar para eliminarlas de una vez por todas.

El típico azúcar en polvo es una gran cebo para estos bichos. A partir de ahí, se puede añadir productos químicos que ayudarán a eliminar la población de hormigas.

{keyword}
Facebook/Marcia Holtsclaw

Una de las estrategias más populares es la mezcla de bórax (sal de boro) y azúcar.

El bórax es un químico que se encuentra a menudo en detergente de lavandería, pero también puede ser útil en otras áreas de la casa.

Específicamente, el bórax es altamente venenoso para las hormigas, pero es relativamente seguro para los seres humanos, especialmente en comparación con la mayoría de los pesticidas que se encuentran en las tiendas.

{keyword}
Facebook/Barry Monaco

Lo primero que hay que hacer para preparar nuestra trampa para hormigas es abastecerse de sal de bórax y azúcar.

A continuación, se mezcla una o dos cucharadas de bórax con la mitad de una taza de azúcar hasta que esté completamente mezclado. Una vez hecho esto, basta con añadir agua caliente para lograr que el polvo se disuelva. Aproximadamente, la mezcla debe estar una hora y media reposando en el agua.

A partir de ahí, ya se puede aplicar el producto directamente en el lugar de concentración de las hormigas. También se puede guardar en un tarro (claramente marcado para no confundirlo), para aplicarlo en otras ocasiones.

{keyword}
Wikimedia Commons

Una vez que los dos ingredientes están mezclados, tienes varias opciones.

Algunas personas deciden verter la solución en una trampa para hormigas como la de que se puede ver en la imagen de arriba. Otros simplemente utilizan un tapón de botella, un plato, o directamente lo vierten al suelo. Hay quienes son más sofisticados y optan por empapar bolas de algodón en la mezcla para capturar más hormigas.

La idea es que las hormigas vayan a rastrear la fuente de alimento… de esta forma, atraen al resto de la colonia al veneno, además de llevarse parte del producto en su vuelta al nido.

{keyword}
Facebook/Lisa Woelke

Cualquiera que sea el método que decidas utilizar, sólo debes colocar tus trampas en una zona muy frecuentada por hormigas y esperar a que vayan a rastrearlo… y a conocer su fin.

¡Problema resuelto, por fin la cocina libre de hormigas! Eso sí, después de todo esto, recuerda que debes limpiar bien todo para eliminar el veneno.

¿Cuál es su método favorito para deshacerse de los bichos? Cuéntanoslos en los comentarios, y

¡Que no se te olvide compartir este truco tan ingenioso!

FUENTE Littlethings