facebook
Published On: Tue, Nov 1st, 2016

Autoridades cubanas esperaban despedir con todos los honores a Reynaldo Miravalles

cantoalaamistad-esther

El cuerpo del célebre actor cubano Reynaldo Miravalles sería enterrado con todos los honores en Cuba,  pero su familia decidió repatriarlo hacia Estados Unidos, donde residía desde 1994 según publica el portal CiberCuba.

Para comenzar el proceso de repatriación el hijo del actor inició una campaña con el objetivo de recaudar 10.000 dólares para cubrir todos los trámites del proceso.

“Son momentos muy difíciles para nuestra familia pero tenemos que comunicar que Reynaldo Miravalles falleció hace apenas unas horas en la Ciudad de La Habana, Cuba, a donde fue llevado en contra de su voluntad. Yo sabía que no debía ser pero mi madre insistió,  lamentablemente tuvo una recaída que no pudo superar, y ahora los funcionarios del Ministerio De Cultura nos hacen saber que la única forma para que el cadáver de mi padre regrese a los EUA es pagando la suma de $10,000. 00. De lo contrario solo nos envían sus cenizas”,  publicó en las redes sociales el hijo del veterano actor,  fallecido este lunes en La Habana a los 93 años.

Miravalles, quien regresó a La Habana en 2013 después de 18 años para filmar la cinta Esther en alguna parte, se encontraba junto a su esposa de visita en la capital cubana, donde se agravó su estado de salud y fue ingresado en dos ocasiones hasta su fallecimiento.

En una entrevista con el periódico  digital Cubarte, Ciro Lazo, integrante de la Oficina de Atención a Personalidades del Ministerio de Cultura, declaró que  “se habló con sus familiares de las exequias finales, se le propuso velarlo en la funeraria de Calzada y K y enterrarlo en el panteón del sindicato de trabajadores de la cultura; si su decisión fuese cremarlo, se pondría a su disposición esa posibilidad. Los familiares de Reynaldo consultaron entre sí  y tomaron finalmente la decisión de llevárselo para su sepultura final en EE.UU”.

En las declaraciones al sitio perteneciente al Ministerio de Cultura, López reveló que Miravalles ingresó en terapia intensiva  en el Hospital Nacional producto del agravamiento de una disnea cardíaca que requería oxigeno permanente.

“No obstante—señaló— mejora en la terapia del Hospital Nacional momento en que la familia decide el alta médica a petición y su traslado a la casa”.

El funcionario afirmó que “a falta de una terapia de salud consecuente con el estado en que se encontraba, vuelve a ingresar esta vez en el Hospital Fajardo, directo a terapia”.

En la instalación— indicó— tanto el Ministerio de Cultura (Mincult)  como su familia recibieron “los partes médicos con la exactitud y frecuencia requerida”.

Te puede interesar:  Más de veinte mansiones, yates y criadas: la vida de lujo de Fidel Castro

Agregó López que en el momento de peor pronóstico de la enfermedad, los familiares del actor quisieron regresarlo a Estados Unidos, pero “los médicos consideraron que no era factible el traslado por peligrar su vida”

El  funcionario expresó que “se pensó la posibilidad que un médico intensivista lo acompañara en el viaje por las condiciones especiales que requería, como la extracción de flema y el suministro de oxígeno”.

Para llevar a cabo el proceso el funcionario dijo que no se encontró un galeno experto en estos casos con “la visa actualizada”, y por otro lado, era “fin de semana por lo que no era posible gestionarla con la embajada del país de destino, exigencia imprescindible”

El representante del Mincult explicó que el actor con su familia tenían pasaje para regresar a Estados Unidos hace 15 días, pero “debido a su enfermedad, nosotros propusimos cambiar y asumir  los costos del cambio de fecha del pasaje y del médico acompañante”.

López apuntó además que el  tratamiento en los hospitales del querido actor  fue,  “por supuesto,

Cuando la familia tomó la decisión de trasladar al cadáver hacia la Miami, Cuba puso todos los medios a su disposición, comentó López.

“Debido a ello nos pusimos en coordinación con Medicina Legal a través de su Vice-Directora y de los encargados de los trámites para movimiento de salidas y entradas de fallecidos fuera del territorio nacional,” reveló.

El funcionario reconoció que “nos expresaron su agradecimiento la viuda, la hija y  el nieto. Se agotaron todas las posibilidades para salvar su vida, pero su salud delicada y los padecimientos que tenía, lo llevó a la muerte”

Si bien emigró hacia Estados Unidos a mediados de los años 90, Miravalles expresó en varias ocasiones que dejó “la mitad de su corazón en Cuba”. Tanto que lleno de regocijo a  los cubanos cuando regresó a filmar lo que sería su última película, Esther en alguna parte, de Gerardo Chijona, donde  estableció un recordado dueto con Enrique Molina , otro memorable actor cubano.

“Puedo vivir en cualquier lugar, pero mi patria es Cuba”, aseveró Miravalles  en una entrevista al portal Cubasí a raíz del estreno  hace 3 años de dicha   cinta que seguramente será exhibida  durante estos días en la televisión cubana como homenaje al entrañable actor

En 2013 años el realizador cubano Ian Padrón propuso al actor para el Premio Nacional de Cine, pero hasta hoy  las autoridades del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos no se han pronunciado sobre esa posibilidad.

Fuente:CiberCuba.com