facebook
Published On: Sun, Jul 24th, 2016

Cómo ganar siempre una discusión con tu pareja: los trucos más eficaces

“¿Tienes libre el 21 de noviembre? Vamos a irnos de excursión a Bilbao a comer pinchos. ¿Te apuntas?”, te dice un amigo. “Sí, claro, es un planazo”. Dos semanas después, cuando le dices a tu mujer que vais a pasar el fin de semana en el País Vasco –con el billete de tren que has comprado para los dos en la mano– te recuerda que, ese día, es el cumpleaños de tu suegro. Y cumple 70. Y te lleva diciendo un año que iba a hacer una fiesta sorpresa. Y, “¡Antonio, cómo es posible que te hayas olvidado!” La discusión está servida. Tranquilo, hay técnicas para despachar la bronca en un periquete.

El abogado Jonathan Herring, profesor de Derecho en la Universidad de Oxford, ha publicado un libro para enseñar a las parejas a discutir con el explícito y obvio título ‘How to Argue’ (“Cómo discutir”). El manual recoge cinco puntos esenciales para superar con solvencia cualquier discusión, acabar rápido con esta y, encima, lograr que te den la razón (o, al menos, que no quedes como el malo de la película). Son estos:

1. Prepara lo que vas a decir

A veces las discusiones surgen de sopetón, sin que tengas tiempo de pensar siquiera que vas a decir, pero generalmente sabemos en qué situaciones pueden aparecer, y no es mala idea que nos preparemos de antemano. “Antes de iniciar una discusión piensa cuidadosamente qué vais a discutir y qué es lo que quieres”, explica Herring. “Esto puede sonar obvio. Pero es sumamente importante”.

Muchas parejas entran en la dinámica de discutir por discutir, y acaban peleando por la forma, no por el fondo, un círculo vicioso que no lleva a ningún sitio.

2. Elige bien el momento y el lugar

Cuando ya sepas de qué vais a hablar, y antes de entrar en materia, piensa si ese es el momento y el lugar adecuado para tener una discusión. Herring cree que mucha gente es derrotada en una pelea de pareja porque le han pillado en un calentón. Si crees que tu pareja ha hecho algo mal, no se lo digas en cuanto te enteres, quizás des al asunto más importancia de la que tiene. Piensa qué es lo que te molesta y aborda la cuestión en un lugar neutro y un momento tranquilo. Y si el que la ha liado eres tú, trata de retrasar la discusión.

3. Deja hablar a la otra persona

En opinión del abogado, para salir victorioso de una bronca de pareja lo mejor es que dejes que la otra persona hable la mayor parte del tiempo: “Suena tonto, pero debes tratar de estar escuchando el 75% de la discusión, y hablando sólo el 25%. Si escuchas atentamente podrás superar sus argumentos más fácilmente”.

4. Ten preparado un plan B

Para no acabar en un callejón sin salida, algo que ocurre demasiado a menudo en las broncas de pareja, trata de tener preparado un salvoconducto que puede dar por terminada la discusión cuando se vuelva incómoda.

5. Pase lo que pase no te enfades

Generalmente, el problema de discutir no es la pelea en sí, sino todo lo que conllevan después: las rencillas, los menosprecios, los enfados… Si quieres salir airoso, trata de dar por terminadas las hostilidades en cuanto finalice la discusión.

“Debes preguntarte que vas a lograr cuando discutes con tu pareja”, explica Herring. “Si quieres humillarla o avergonzarla entonces le va a ir mal a tu relación”.