facebook
Published On: Fri, Nov 18th, 2016

Con este sencillo truco vas a tener wifi en todo el mundo. Totalmente gratis

Los teléfonos inteligentes, o smartphones, son un invento muy ingenioso. Nunca te pierdes, no importa en qué lugar del mundo te encuentres.

Siempre puedes saber dónde estás, buscar sitios de interés cerca de ti o averiguar cuándo viene el próximo autobús. También puedes llamar a un taxi o seguir una ruta en un GPS mientras conduces. Pero ¿qué pasa cuando has agotado los datos? Simplemente, que dejas de ser una liebre para convertirte en una tortuga.

Flickr/johnragai

Lo peor es cuando acabas de aterrizar en una ciudad desconocida: hay pocas cosas tan frustrantes como una lenta conexión a Internet mientras viajas. ¡Pero esos días se han acabado! De hecho, la mayoría de los aeropuertos internacionales tiene wifi gratis. Solo tienes que saber cómo conectarte. Todo lo que necesitas es un aparato con acceso a Internet y la información correcta.

Una página web increíblemente útil ha reunido toda esta información en un solo lugar. Fue creada por el periodista de viajes Anil Polat, quien se describe a sí mismo como un “nómada digital”. El sitio contiene información detallada sobre el tipo de wifi que ofrecen los aeropuertos de todo el mundo, así como las respectivas claves de acceso y las condiciones del servicio. Es una página excelente, y no solo para cuando tienes un largo tiempo de espera.

Flickr/calypsocrystal

El mapa es constantemente actualizado por los usuarios. Actualmente, no solo contiene los aeropuertos, sino también los principales puntos de acceso a wifi en todo el mundo. Simple, bien diseñado y extremadamente práctico.

Google Maps

Puedes añadir esta página a tus favoritos en tu celular o bajar la aplicación (para iPhones y Android). Es gratis y compatible con todos los smartphones. ¡Así que no más obstáculos relacionados con la tecnología durante tus viajes! Siempre estarás conectado.

Flickr/Robert Couse-Baker

Baja la aplicación ahora o, a más tardar, antes de tu próximo viaje. ¡No te arrepentirás!