facebook
Published On: Wed, Aug 31st, 2016

Cuando los bomberos encontraron a esta niña de 9 años, ya estaba muerta. Pero bajo su cuerpo encontraron algo desgarrador

El terrible terremoto que sacudió Itala el pasado 24 de agosto de 2016 devastó por completo el pueblo de Pescara del Tronto, que se encuentra a 150 kilómetros al noreste de Roma. Los equipos de rescate ya llevaban varias horas trabajando cuando desenterraron a Giorgia Renaldo, una niña de cuatro años, que milagrosamente aún estaba viva. Sobrevivió gracias a su hermana Giulia, de nueve años, cuyo cuerpo inerte también fue recuperado de bajo los escombros. Giulia había abrazado el cuerpo de Giorgia cuando el terremoto empezó, sacrificando su vida por la de su hermana pequeña.

A uno de los bomberos que participó en el rescate le conmovió tanto este descubrimiento que le escribió una carta de despedida a la valiente Giulia:

Facebook/Estate in diretta

“Hola pequeñina:

Yo solo eché una mano para intentar sacarte de esa prisión de escombros. Perdón por llegar tan tarde. Tú ya habías dejado de respirar, pero quiero que sepas que hicimos todo lo posible por salvarte. Cuando vuelva a casa, en l’Aquila, sabré que hay un ángel cuidándome desde el cielo y que, por la noche, tú serás la estrella que más brilla. Adiós Giulia, aunque no me hayas conocido nunca, te quiero mucho.

Andrea”

Aquí hay un vídeo del momento en que la encuentran (el equipo de rescate confundió el nombre de las niñas):

Esta tierna carta apareció por primera vez en un periodico y pronto se distribuyó por todo internet, donde alcanzó los corazones de lectores de todo el mundo. De esta forma, el bombero se aseguró de que el sacrificio de Giulia nunca se olvide. Comparte esta historia para poner tu granito de arena en mantener vivo el recuerdo de Giulia.