facebook
Published On: Fri, Sep 30th, 2016

El extraño misterio de Nina Kulagina

Ninel Sergeyevna Kulagina, más conocida en el mundo como Nina Kulagina, fue una sargento de radio que fue herida en las últimas etapas de la Segunda Guerra Mundial, se retiró del campo de batalla, y formó una familia. Fue en este punto cuando ella comenzó a mostrar poderes psíquicos. Desde la década de 1960 hasta su muerte en 1990, Nina Kulagina se hizo muy conocida por sus muchas habilidades paranormales.

Se decía que era capaz de curar a la gente, ver los colores con los dedos, y decirle a la gente lo que tenían en sus bolsillos. Sin embargo, su habilidad más poderosa y famosa fue su psicoquinesia – la capacidad de mover objetos con su mente“.

Las habilidades psicokinéticas de Nina Kulagina se pusieron a prueba en numerosas ocasiones, sin embargo, los científicos no fueron capaces de llegar a la conclusión de que fuera un fraude. Nina era muy precisa con su talento. Llego a realizar con éxito un experimento en el que separó la yema de un huevo de su clara y después movió cada parte hasta los extremos opuestos del tanque en el que estaban flotando. En otro experimento llegó a detener el corazón de una rana con su fuerza de voluntad. Por suerte, Kulagina nunca fue capaz de manipular objetos más pesados, tales como, por ejemplo, un corazón humano, porque el uso de sus facultades le causaban un malestar físico extremo. A pesar de que nunca fue sorprendida haciendo trampas, no todo el mundo cree que Kulagina tuviera realmente esos poderes.

Muchos sospecharon de que ella utilizaba otras técnicas y trucos, mientras que otros afirman que la Unión Soviética fabricó todo el asunto con el fin de hacer que los estadounidenses se pusieran nerviosos. Fue la Guerra Fría, después de todo, ¿lo que realmente daba más miedo a sabiendas de que el país enemigo tenía ciudadanos con superpoderes?

El extraño misterio de Nina Kulagina

Al igual que Uri Geller, los experimentos publicitados de Nina Kulagina nunca estuvieron en condiciones ideales de laboratorio. Ella fue vista en su casa o en habitaciones de hotel, sin expertos en el engaño cerca. Se ha afirmado que Nina tenía imanes implantados en su cuerpo para manipular objetos; otras reivindicaciones de telequinéticos afirman que podría haber empleado el uso de alambres delgados o espejos. Sin embargo, en la URSS, los experimentos de laboratorio que se realizaron con Nina (bajo el seudónimo de Nelya Mikhailova) por varios investigadores, nunca se ofrecieron con alguna explicación.

En el siguiente vídeo se puede ver a Nina Kulagina en acción:

Cerca del final de su vida, Nina Kulagina parece que perdió las habilidades por las cuales ella se hizo tan famosa. Se culpó a su esfuerzo en la manifestación de estos poderes de haber sufrido un ataque al corazón casi fatal a finales de 1970. Dolor agudo, irregularidades en su columna vertebral, mareos, azúcar en la sangre, pérdida de visión, y muchos otros problemas de salud la persiguieron durante toda su vida. Con el deterioro de la salud, Nina se apartó de las interminables pruebas científicas, aunque estuvo realizando experimentos en laboratorios de forma muy limitada hasta su muerte en 1990. Y así, toda la verdad murió con ella.