facebook
Published On: Tue, Nov 29th, 2016

Esta mujer vio a un desconocido en la carretera y le sacó una foto. Días después, cientos de personas van a verlo

El año pasado, Jessica Pittman, de Gulfport, Mississippi, iba en su auto cuando vio a una pareja a un lado de la carretera. Cuando se paró descubrió que eran Kenneth y Helen Smith, que estaban allí parados vendiendo madera para encender fuego. Jessica se quedó muy sorprendida. ¿Qué hacía una pareja de unos 80 años vendiendo madera en la carretera? Su historia es muy triste.

Resulta que los dos ancianos estaban allí porque a Helen le habían diagnosticado cáncer de pulmón y no podían pagar el tratamiento. La única solución que encontraron fue lanzarse a la carretera a vender bolsas de madera a 5$. Jessica les compró una y esperó con todas sus fuerzas que la señora se pusiera bien.

Un año más tarde, Jessica volvió a ver a Kenneth en el mismo sitio, vendiendo la misma madera; pero algo había cambiado: ¿dónde estaba Helen? Cuando Jessica le preguntó, el anciano le contó que Helen había muerto hacía unas semanas. Se habían gastado todos sus ahorros y aun así, todavía no habían podido pagar todas las facturas. Así que la única solución que le quedaba era volver a vender la madera.

A Jessica se le partió el corazón. Kenneth había perdido a su esposa y, con 80 años, allí estaba, saludando a cada auto que pasaba. Siempre con una sonrisa en la cara. Durante horas. Sintió que no era justo. Así que sacó una foto del pobre señor y decidió subirla a Facebook para dar a conocer su historia y que más gente acudiera a comprar leña.

“A todo aquel que necesite madera para encender un fuego: por favor, comprádsela a este maravilloso anciano de 80 años. Se llama Kenneth. Está en la esquina entre Carl Legget y West Taylor Road. […] Un hombre adorable. ¡¡¡Yo no puedo comprarla toda!!! Pero… todos podemos ahorrar 5 dólares para ayudarle”, escribió Jessica junto a la foto.

¡Y la idea de Jessica funcionó! La gente empezó a visitar al adorable anciano para comprar bolsas de madera. Un poco después, el hijo de Kenneth creó una página web para que la gente que quiera pueda ayudar a su padre con una donación. Si quieres participar, pincha aquí.

La historia de esta pareja realmente me ha tocado el corazón. Vivimos en un mundo injusto en el que personas maravillosas como Kenneth y su mujer tienen que sufrir porque el dinero siempre es lo más importante en esta sociedad que hemos creado. Ojalá consiga el dinero que necesita y pueda dedicarse a llorar la pérdida de Helen como se merece.