Published On: Wed, Apr 26th, 2017

Esta niña dormía tranquila hasta que notó una pata en su pecho. Segundos después su padre también gritaba como loco

Cuando la estadounidense Abigail Bruce, de 10 años, le pidió a su padre que le regalase una cabra para tenerla de mascota, este aceptó a regañadientes. Dos días después se dio cuenta de que comprar esa cabra fue lo mejor que había hecho en su vida.

La cabra, que respondía al nombre de Speedy, aún se estaba asentando en el entorno familiar cuando tuvo la oportunidad de convertirse en un héroe. En su segunda noche en la casa, el olfato del animal lo alertó de que algo no iba bien. Efectivamente, el garaje estaba en llamas.

YouTube/Inside Edition

Mientras toda la familia dormía, ignorante del peligro, el fuego que empezó en el garaje se esparcía hacia la casa. Speedy, consciente de que tenía que alertar a su familia, baló y baló pero nadie despertaba. Entonces encontró a Abigail, que dormía plácidamente en el sofá. No dudó en despertarla con sus patas, que funcionó. La niña gritó de pánico al ver como todo estaba lleno de humo.

Abigail fue corriendo para avisar a sus padres, que dormían en su dormitorio ajenos a todo. El humo ya era muy denso y escaparon saliendo por la ventana prácticamente en el último minuto. Cuando toda la familia estaba a salvo llamaron a los bomberos, que poco pudieron hacer para salvar la casa, que quedó casi al completo consumida por las llamas.

YouTube/Inside Edition

Pero la familia Bruce sabía que lo importante era que todos habían salido ilesos de un fuego que se podía haber llevado mucho más que sus posesiones materiales. Y eso se lo deben a Speedy, cuyos balidos y saltos despertaron a la pequeña Abigail justo a tiempo.

Temporalmente, la familia vive en casa de un amigo y Speedy en un establo, hasta que padre, madre, hija y cabra puedan volver a vivir en armonía en su casa que pronto será reconstruida. “Al principio no quería tener a Speedy aquí”, cuenta el padre de Abigail. “Pero a partir de ahora siempre lo vamos a tener con nosotros”. ¿Pensabas que las mascotas normales como los perros y los gatos son las más inteligentes? ¡Piénsatelo dos veces!

Aquí puedes ver una entrevista, en inglés, con Abigail, su padre y Speedy:

Deja tu comentario abajo.