Published On: Wed, Oct 19th, 2016

Este hombre de 41 años deja sola a su esposa en Australia. 7 meses después, ella no cree con quién vuelve

El australiano Dion Leonard corría en junio de este año por un campo chino cuando su viaje al continente asiático dio un giro. El hombre de 41 años se había registrado para la ultramaratón Gobi March, una carrera de 7 días y unos increíbles 250 km por el desierto de Gobi; obviamente, una carrera que no muchos podrían correr sin dificultad.


Cuando Dion se apuntó a la maratón tan solo buscaba una medalla, pero durante el primer día de su carrera encontró mucho más. Y es que ese día alguien más se unió al pelotón: una pequeña perrita, que valientemente y como si fuera cosa del destino, decidió seguirlos. Y, de entre todos los corredores, lo eligió a él: a Dion. Aunque este primero pensó que la perrita se cansaría enseguida, día tras día, esta no parecía rendirse. No solo corrió por la parte más fría de la cordillera de Tian Shan y por el desierto negro de Gobi, sino que en total recorrió 126 km (4 de las 6 etapas de la carrera).

Como símbolo del lugar donde la conoció, Dion le puso el nombre de Gobi. La tomó en brazos cuando cruzaron un profundo río y, al final de cada carrera, descansaba rendida junto al australiano. Y, finalmente, ¡Dion y Gobi llegaron segundos a la meta!

Cuando todo finalizó, el australiano decidió llamar a su mujer para contarle la historia. Pero lo más maravilloso de esta historia es lo que sucedió durante esa llamada de teléfono: ¡la pareja decide adoptar a Gobi! Sin embargo, la cosa no es tan fácil como parece: Dion y su mujer Lucja viven en Edimburgo y todo el papeleo que supone llevar a la perrita, con 4 meses de cuarentena y revisiones veterinarias hasta su casa es tan caro que la pareja no puede permitírselo. Entonces Dion tiene una idea: decide comenzar una campaña de crowdfunding y abren una página en Facebook llamada Bring Gobi Home. ¡Y hasta ahora la campaña para llevar a casa a Gobi ha logrado recaudar 12.000 euros! El resto del dinero lo donarán a un refugio de animales, para ayudar a otros perritos como Gobi. Por ahora Dion y su esposa están a la espera de que Gobi llegue a casa el próximo enero y poder empezar una nueva vida con ella y la perrita que ya tienen, Laura. ¡Enhorabuena a la nueva familia!