Published On: Sun, Apr 23rd, 2017

Este perro vive en una escuela desde hace 16 años y los alumnos incluso han pagado sus tratamientos veterinarios

Amarelo llegó a la escuela Dom Hermeto hace 16 años por razones desconocidas, pero lo cierto es que nadie podría imaginarse a ese lugar sin su presencia, todos lo quieren y lo respetan, los alumnos adoran tenerlo como un compañero más en el aula de clase e incluso han costeado sus tratamientos veterinarios.

Amarelo, es muy amigable, amoroso y sabe cómo ganarse el corazón de las personas con su carisma. Este perro vive en una escuela en Uruguaiana, localidad de la frontera entre Brasil y Uruguay, del estado de Rio Grande do Su desde hace 16 años y aunque no se sabe exactamente cómo llegó a la escuela Dom Hermeto, nadie podría imaginarse ese lugar sin él, todos lo quieren y lo tratan con mucho amor.

Adair Vicente da Campo, director de la escuela, dijo:

“Él frecuentaba la escuela todos los días. Mañana, tarde y noche. Con el tiempo incluso se hacía frente a la puerta los sábados aunque no hubiese clase. Resultó que los estudiantes se solidarizaron con él, que terminó ganándose un lugar dentro del alumnado de la escuela”.

El perro tiene permitido incluso entrar a las aulas de clase y los docentes no se incomodan con su presencia, a los estudiantes les encanta tenerlo como compañero de clase.

Maria Rita da Costa, estudiante de séptimo grado, dice:

“Se comporta, no se pierde nada de nada. Se comporta mejor que la mayoría de la gente”.

Amarelo en el salón de clase

Los estudiantes han demostrado su amor hacia él en los momentos más difíciles, debido a su vejez el perro no tiene un excelente estado de salud y el año pasado los niños hicieron una colecta para recaudar dinero y pagar un tratamiento veterinario para ayudarlo.

Este adorable perro vive en una escuela desde hace 16 años

Actualmente, el perro toma medicina, está vacunado y tiene un collar en su cuello con los datos de la escuela en caso de extraviarse.

De acuerdo con los profesores y los estudiantes, el perro ayuda a los jóvenes con lecciones de solidaridad y respeto hacia los animales e incluso ha sido inspiración para crear un concurso de talentos y como resultado el mejor diseño de Amarelo fue pintado en una pared de la escuela.

El profesor Miguel añadió:
class=”td_quote_box td_box_center”>“La cuestión del espíritu de solidaridad es también que los animales merecen respeto. Nosotros hemos logrado transferir ese sentimiento para los alumnos y ellos para sus familias. Eso es genial porque genera cambios sustentables en el respeto y cuidado de los animales a todo nivel”.
Fuente: notasdemascotas