facebook
Published On: Mon, Dec 5th, 2016

Este pescador no imaginaba el tesoro que tenía guardado debajo de su cama por 10 años

Durante una tormenta en la costa de la isla Palawan, el bote de un pescador filipino se topó con algo extraño. Al bucear, con sorpresa encontró una concha enorme. ¡Adentro de un mejillón gigante había una perla gigante que pesaba 34 kilos!

El pescador decidió que la perla se convertiría en un talismán excelente. La escondió debajo de la cama de su casa semi destruida donde pasó 10 años. Nunca se le ocurrió que la enorma joya podía tener un gran valor.

Todo cambió un incendio que en 2016 básicamente destruyó la casa del filipino. El talismán no protegió su vivienda contra el fuego, y en la mudanza, el pescador decidió entregar la perla a Aileen Amurao, gestora de turismo del pueblo Puerto Princesa, para que se la guardara. Es difícil de imaginar el shock que vivió el hombre cuando le dijeron el valor aproximado de su tesoro: ¡100 millones de dólares!

Para comparar: la anterior perla más grande del mundo fue la perla de Allah, la cual pesa casi seis veces menos que este nuevo hallazgo. La dimensión de la nueva reina de las perlas es 67 cm de largo y 30 cm de ancho.

La perla fue entregada a la alcaldía y actualmente está exhibida para todo el mundo. Ahora el pueblo filipino Puerto Princesa puede impresionar a los turistas no solo con sus playas hermosas.

Las autoridades de la ciudad están esperando la conclusión oficial de los gemólogos para la certificación final de la perla única. Y, probablemente, su precio después de una evaluación profesional, suba aún más.