Published On: Thu, Jan 5th, 2017

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando no lavas las sábanas. ¡Nunca más lo dejaré para después!

Comer, ver televisión, leer, acurrucarte con un ser querido o con tus mascotas son algunas de las cosas que hacemos en la cama además de dormir. Aquellos que duermen un promedio de siete horas por noche pasan casi 50 horas a la semana entre las sábanas. Y casi todos nosotros deberíamos añadir algunas horas más si tomamos en cuenta todo el tiempo que pasamos en la cama haciendo otras cosas (como las que acabamos de mencionar).

Aunque a casi todos nos gusta la sensación de dormir entre sábanas recién lavadas, por lo general no nos entusiasma mucho la idea de cambiarlas regularmente. Pero la realidad es que cualquiera que duerma sobre las mismas sábanas por más de dos semanas está poniendo en riesgo su salud, así lo asegura la Dra. Lisa Ackerley, especialista en higiene.

Ackerley nos alerta sobre algunos de los riesgos para la salud y nos ofrece algunos consejos para reducirlos…

Cuando nos deslizamos entre las sábanas, no lo hacemos solos. Nuestros cuerpos transportan todo tipo de virus y bacterias. Esto es completamente normal. Estos microorganismos suelen ser inofensivos. Pero mientras dormimos, algunos de ellos se trasladan hasta las sábanas a través de las células de nuestra piel, la saliva y otros fluidos corporales. Así es como noche tras noche se acumulan hasta convertirse en un verdadero problema. Al final, una cama sin higiene puede transformarse en una incubadora de todo tipo de entes indeseables. Aquí te presentamos algunos…

Estafilococo Áureo

A esta bacteria le encanta vivir en las sábanas sucias y puede causar una gran variedad de enfermedades, incluidas infecciones pulmonares, en las vías urinarias y en la piel.

Cándida albicans

Este hongo se desarrolla en la oscuridad que hay entre las sábanas sucias y puede dar lugar a serios problemas de salud, como infecciones en la piel, en los genitales, en la garganta e, incluso, en la sangre.

Acné

Las personas que padecen acné deberían cambiar la funda de la almohada cada pocos días con el fin de reducir el contacto con la bacteria que lo provoca.

Gripes y resfriados

Cuando tienes un resfriado o una gripe, es muy importante mantener tu ropa de cama limpia. En este caso, deberías cambiarla cada dos días para evitar que la infección empeore o contagiársela a alguien más.

Ácaros

Estos bichos suelen reproducirse en los pliegues de las sábanas sucias. En realidad no causan ninguna enfermedad, pero le pueden hacer la vida insoportable a gente con alergias.

Aquí tienes un vídeo donde se muestra detalladamente cómo los ácaros florecen en las sábanas sin lavar:

Y ahora, te presentamos algunas formas muy efectivas de prevenir estos riesgos para la salud:

    1. Cambia de pijama o de camisón cada tres días.
    2. Toma una ducha antes de irte a la cama o, al menos, lávate las manos y la cara.
    3. Si tienes una mascota, coloca una manta sobre la cama durante el día para evitar el contacto con la colcha y las sábanas.
    4. No comas en la cama. Si lo haces y notas que has dejado caer algunas migajas u otros restos, cambia las sábanas de inmediato.
    5. Lava tu ropa de cama al menos cada dos semanas en un ciclo de agua caliente.
    6. Mantén tu dormitorio limpio, pasa el aspirador y limpia los muebles con regularidad.

      Si aprovechas estos consejos, es probable que te sientas con mucha más energía después de haber dormido muy bien. Se requiere de un poco de esfuerzo, pero ¿acaso la sensación de dormir en unas sábanas suaves y frescas no vale la pena?

      Créditos:dailymail