facebook
Published On: Fri, Sep 2nd, 2016

Estos padres atónitos velan el cadáver de su hijo. Pero entonces descubren una marca oscura en su arteria carótida…

Julio Macías González, un adolescente de 17 años de México, estaba cenando con su familia cuando se desplomó de repente. Antes había estado con su novia de 24 años.

Sus padres llamaron rápidamente a la ambulancia pero ni siquiera los médicos pudieron ayudar a Julio. Le declararon muerto a causa de un derrame cerebral, pero no tenían ni idea de cómo un hombre joven completamente sano pudiera morir de esta forma. Entonces vieron un hematoma en el cuello del joven: un chupetón en la arteria carótida.

El chupetón en su cuello causó un coágulo de sangre que alcanzó el cerebro de Julio en las horas posteriores y originó el derrame.

Flickr/ConstructionDealMkting

Esta no es la primera vez que los chupetones provocan no sólo unas marcas bastante notables, sino también terribles consecuencias. En 2010, una mujer de 44 años de Nueva Zelanda sufrió un ataque similar y su cuerpo quedó parcialmente paralizado como resultado. El periódico New Zealand Medical Journal informó de que los médicos señalaban al chupetón en su cuello como motivo de su parálisis.

Pinterest

La novia del adolescente está en paradero desconocido. Se cree que se está escondiendo de los padres de Julio.

Afortunadamente, es extremadamente raro que los chupetones provoquen la muerte.