facebook
Published On: Fri, Nov 11th, 2016

Frota un poco de ajo sobre tu ventana. No creerás lo que sucede después

Muy probablemente, la mayoría de las personas está de acuerdo en que el ajo es un ingrediente capaz de agregar una nueva dimensión de sabor a la comida más insípida. Y lo mejor es que es un alimento realmente saludable. Pero, ¿sabías que el ajo tiene otros usos que no tienen nada que ver con la gastronomía? Quizás hayas notado que cuando picas ajo, tanto tus manos como el cuchillo se impregnan de una capa pegajosa. Esto se debe a que el ajo contiene grandes cantidades de sacarosa, también conocida como “fructano”,  que sirve como un pegamento natural, el cual tiene muchos usos prácticos en todo el hogar. Uno de ellos resulta especialmente útil:

¡De hecho, con el ajo puedes reparar una ventana agrietada! Simplemente, toma un diente y córtalo a lo largo. Ahora frótalo suavemente sobre la grieta y limpia el exceso de jugo con una toalla de papel. Puedes ver claramente cómo las pequeñas grietas se rellenan con este pegamento natural, lo que ayudará a prevenir que se siga rompiendo. Incluso puedes usar este truco sobre un parabrisas agrietado o astillado por el impacto de una piedra. En este caso, la técnica no sustituye una reparación profesional, pero evitará que la grieta del parabrisas empeore. Esto te permitirá llegar al taller de reparaciones sin problemas.

Como puedes ver, siempre es mejor tener un poco de ajo en casa y usarlo no solo para cocinar. También podría ser una buena idea guardar un poco en la guantera de tu coche. Es una idea excelente, ¿no crees?