facebook
Published On: Wed, Dec 7th, 2016

Fue a comer con su hija sordomuda; lo que hace la cajera te dejará sin palabras

El personal de un restaurante siempre tienen diversas historias que contar y es que son muchas las personas que pasan por estos sitios y claro, todas son diferentes, desde la educación hasta el carácter varía y ni que decir de las capacidades que cada uno posee.

Esta es la historia de Cintia, una joven de 20 años que padece de sordera y debido a ello casi siempre Cintia tiene que andar acompañada de un familiar para poder comunicarse con los demás. Su restaurante favorito es el Chick-Fil-A pero siempre se le había dificultado el que le tomaran su orden, sin embargo, hace días que asistió a comer se llevó una gran sorpresa que terminó alegrándole su día.

Al momento de llegar su turno para ordenar, una nueva cajera estaba al frente y al percatarse de que Cintia era sorda, comenzó a comunicarse a través del lenguaje de señas, Cintia terminó tan sorprendida como los demás clientes pero se sintió muy feliz de que por fin alguien pudiera entenderle.

En esos momentos Cintia se encontraba acompañada de su madre quien le ayudaría a pedir su orden pero no fue necesario pues Taylor (la mesera) supo comunicarse perfectamente y la madre de Cintia aprovechó para grabar este momento tan significativo para su hija, el cual no dudó en compartirlo en su cuenta de Facebook. En él hizo el comentario de lo emocionada que se sentía de que por primera vez Cintia haya podido hacer su pedido por si misma sin dificultades y sin esas miradas que tanto la terminaban intimidando y haciendo sentir mal. Este había sido un gran día para Cintia y todo gracias a Taylor.

Te puede interesar:  MUY TRISTE! Denuncian desaparición de cubanos varados en Laredo

El video llegó hasta la cadena ABC7, quienes no dudaron en entrevistar a Taylor y esta anunció que sólo estaría unas semanas ayudando en el restaurante pues era estudiante de secundaria y por el momento se encontraba de vacaciones. Otros trabajadores comentaron la gran labor de Taylor pues no sólo había ayudado a Cintia sino también a otros clientes con la misma discapacidad, además de que en ningún momento los hizo sentir diferentes y eso, terminó significando mucho para ellos.

No cabe duda de que este establecimiento se quedará sin un gran elemento pues una trabajadora como Taylor vale oro. Incluso el gerente del lugar mencionó que no tenía idea de que ella supiera el lenguaje de señas pero finalmente logramos entender su conocimiento pues la cajera tiene familiares que son sordos y son los mismos que le enseñan dicho lenguaje.

A continuación te dejamos el vídeo que compartió la mamá de Cintia en su cuenta de Facebook:

¿Puedes imaginarte la emoción de Cintia al sentirse como cualquier otro cliente del establecimiento? Estas son hsitorias que merecen ser virales no como otros videos. Por favor ayuda  a compartir y apoyar con un like estas buenas acciones.