Published On: Thu, May 4th, 2017

Indefensa, una niña de 5 años ve cómo torturan a su hermana pequeña. Cuando la madre regresa, descubre los daños

Cuando Missy Camp dejó a su hija de 3 años de edad, Raelyn, y a su hermana mayor de 5 años con un niñero, nunca imaginó que sus hijas corrían peligro. El chico de 14 años encargado de cuidar a las niñas vivía en el barrio y Missy lo conocía desde hace mucho tiempo; siempre lo consideró un adolescente amable. Le tenía toda la confianza para dejarle a sus hijas, creía que las dejaba en buenas manos mientras ella visitaba a unos familiares.

Pero esta vez se equivocó. La tarde se convirtió en trágica después de que el chico decidiera invitar a tres amigos. Cuando Missy llegó a casa, se encontró con un caos total en el salón: había pastillas de Xanax en el suelo, latas vacías, un vidrio roto, dos inodoros destrozados y una televisión hecha pedazos en la esquina

Y como si todo eso fuera poco, resultó que la pequeña de 3 años, Raelyn, había sido víctima de la “fiesta”. Tras ver unos vídeos en Youtube, los chicos pensaron que sería divertido imitar uno de ellos. ¿Cuál era el vídeo? Uno que mostraba a un animal vivo dentro de una secadora de ropa encendida. ¿Quién fue la víctima esta vez? La pequeña Raelyn.

Raelyn estaba tan afectada después de la terrible experiencia que no quería hablar de ello. Fue su hermana mayor quien reveló lo que había pasado. Según sus palabras, los chicos llenaron la secadora de ropa con agua, colocaron a Raelyn dentro y encendieron el aparato. Las consecuencias de esta “ocurrencia” fueron traumáticas.

Se trata de una tortura que la pequeña Raelyn no olvidará fácilmente. Además del trauma psicológico, su cuerpo presentaba numerosos hematomas. La madre, Missy, sigue viviendo con angustia.

Desde el incidente, Missy ha notado que la conducta de Raelyn ha cambiado: “Está muy pasiva. Por lo general es muy activa, corretea por todos lados y hace sus locuras, pero últimamente solo quiere estar en el sofá y acurrucarse. No come mucho”.

El único deseo de Missy es que el niñero responda por sus actos ante la ley. Aunque la policía asegura estar investigando la denuncia, todavía no ha presentado cargos contra nadie. Mientras tanto, la campaña en Internet “Justice for Raelyn” (Justicia para Raelyn) marcha muy bien. Es importante que la gente sepa lo que este chico y sus amigos le hicieron a la pequeña niña indefensa.

¡Qué pesadilla! Esperamos que Raelyn se recupere rápidamente de los daños emocionales y físicos. ¿Cómo pudo alguien hacer algo así?