facebook
Published On: Sun, Oct 2nd, 2016

Muere el perrito que llevaba más de un año esperando a su familia en el mismo lugar donde lo abandonaron.

Hay quienes aman con todo su ser a los fieles e incondicionales amigos de cuatro patas y otros que definitivamente demuestran no tener corazón. Esta historia precisamente habla de lo segundo, pues en Tailandia un perro fue abandonado a su suerte por su familia. Se dice que lo arrojaron del auto al ir por una carretera y a pesar de ello, él los esperó durante un año, a diario estuvo alerta esperando verlos volver por él pero nunca regresaron y poco después de un año, falleció. ¿Puedes imaginar lo triste que fueron sus días?

El perro respondía al nombre de Loung, aproximadamente de tres años de edad. Durante un año aproximadamente esperó el regreso de sus dueños, después decidió buscarlos por cada una de las calles del pueblo de Ban Nong Khon, en Chanthaburi, pero como era de esperarse, jamás los encontró. Sus recorridos lo volvieron muy famoso, todo el pueblo comenzó a comentar su historia y después de su fallida búsqueda, volvió al mismo lugar en la carretera.
La gente comenta que siempre estuvo alerta, visualizaba con atención cada carro con la esperanza de ver a la que fue su familia, pero esta jamás reapareció y las personas que transitaban por ahí,comenzaron a llevarle comida y agua, pues tampoco salía en busca de ello.
Muchas familias quisieron adoptarlo, darle un hogar, compañía, sin embargo, él se negó en cada oportunidad, nunca se comportó agresivo, simplemente permanecía donde mismo, tal vez con la esperanza de que su dueño se arrepintiera y volviera por él para regresarlo al que fue su hogar.
Desafortunadamente su espera terminó, la prensa local informó que había sido arrollado por un auto y no pudieron hacer nada por él pues sus heridas fueron muy graves.

 A pesar de abandonarlo, él fue fiel a su familia, nunca perdió la esperanza de volver a verlos. Definitivamente hay personas sin corazón que no acaban de entender que estos seres están llenos de amor, de fidelidad y de lealtad.

Si no estás dispuesto a amarlos, cuidarlos, respetarlos, darles una educación, dedicarles tiempo y atención, entonces ¡no tengas un cuatro patas viviendo en tu hogar! Dales la oportunidad de encontrar otro mejor.
Descansa en paz Loug.
Si tú también amas a nuestros fieles amigos cuatro patas, no olvides ayudarnos a compartir con tus amigos y familiares, digamos NO al maltrato y al abandono, ellos merecen amor.

Fuente: Bangkok Post