facebook
Published On: Thu, Oct 20th, 2016

Señales de advertencia de que tu hígado está sobrecargado con toxinas

consejos-higado-sano

Nuestros hígados son uno de los órganos con el trabajo más duro de nuestros cuerpos. Por suerte para nosotros, vuelca todas las toxinas a través de nuestros movimientos intestinales, y lo hace de una manera segura y saludable.

Pero cuando el hígado comienza a ser cubierto con tejido graso debido a nuestras dietas pobres, comienza a funcionar mal peligrosamente. Esto significa que todas las toxinas a las que nuestro cuerpo no puede hacer frente no están siendo reguladas y eliminadas como lo eran antes.

¡Es por eso que es de suma importancia mantener nuestro hígado libre de grasa para que funcione correctamente!

Antes de que tu hígado se colapse por completo, hay varias señales de advertencia a las que debes prestar atención de acuerdo con Holisticole, estos síntomas pueden indicar que tu hígado tiene un rendimiento deficiente debido a tu dieta:

  • Fatiga crónica
  • Sensación de aletargamiento
  • Dolores de cabeza que mejoran con el descanso
  • Dolores de cabeza / migrañas detrás de los ojos
  • Dolor crónico articular o muscular
  • Sudoración excesiva
  • Alergias
  • Acné o problemas de piel
  • Flatulencia
  • Dolor abdominal
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Desequilibrios hormonales
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Sensibilidad química
  • Mal aliento crónico
  • Aumento de peso inexplicable

Estos síntomas pueden parecer generalizados, pero tener más de tres de ellos a la vez fácilmente podría significar que tu hígado está luchando para hacer su trabajo.

La buena noticia es que si coges un hígado con bajo rendimiento a tiempo, puedes hacer que vuelva al estado de salud normal una vez fue que realices un puñado de cambios fáciles en tu estilo de vida.

Una vez que te das cuenta de que es hora de hacer un cambio, trata de aplicar estos consejos importantes en tu vida:

Comprar productos orgánicos: Evitar alimentos modificados químicamente.

Seguir una dieta equilibrada: Proteínas de alta calidad (tanto de origen animal, como producidas), granos naturales, alimentos fermentados, grasas saludables, así como un montón de frutos secos y semillas.

Evitar los aceites innecesarios: De canola, maíz, aceites vegetales y de girasol.

Te puede interesar:  Ningún doctor creía lo que la madre contaba sobre su hijo de 6 años. Pero entonces lo graba y les abre los ojos

Bebe suficiente agua: Desintoxica el hígado y elimina toxinas bebiendo al menos dos litros de agua al día.

Comer muchas grasas saludables: El aceite de coco, aceite de palma roja, aguacate, y aceite de semillas de cáñamo son todos buenas para ti.

Abastecerse de fibra: La mayoría de la gente necesita al menos 35 gramos de fibra al día. Para esto puede venir bien alimentos como las semillas de chía, alcachofas, semillas de lino, aguacate, brócoli y coles de Bruselas.

Evitar los azúcares refinados: azúcar moreno / blanco, azúcar de caña, azúcar de remolacha.

Comer muchas verduras de hoja verde: Estos vegetales están llenos de magnesio, ácido fólico y vitaminas C y B.

Beber con moderación: Pruebe a reemplazarlo con actividades saludables como hacer ejercicio o meditación.

Además de estos útiles consejos, hay varios alimentos y vegetales comunes que hacen maravillas en tu hígado. Por un lado, se sabe que las alcachofas protegen y apoyan la función del hígado. Al mismo tiempo, este alimento puede ayudar a la producción y la eliminación de bilis.

Cuando se trata de tu salud, la cúrcuma es en realidad una de las hierbas más científicamente probadas. La curcumina, el ingrediente activo de la cúrcuma, es conocida por eliminar sustancias cancerígenas de tu cuerpo con facilidad. Esto significa que, después de ingerir cúrcuma, experimentarás aún más la protección contra daños en el hígado, e incluso la regeneración de las células hepáticas dañadas.

El cardo de leche puede sonar extraño, pero funciona de maravilla para tu hígado. El componente activo en el cardo de leche, la silimarina, es un anti-fibrótico, anti-viral, antioxidante y anti-inflamatoria. Esta hierba también protege a las células del hígado de los daños.

Además de los elementos y cambios de estilo de vida mencionados anteriormente, estos alimentos pueden realmente marcar una diferencia.

Por favor, comparte estos útiles consejos sobre nuestro hígado con todo el mundo. ¡Te lo agradecerán!