Published On: Sat, Sep 17th, 2016

Tesla presenta su arma contra las eléctricas: las baterías para los hogares

Tesla presentó el arma con el que pretende abaratar la factura energética: las baterías para los hogares, con las que la compañía pretende que hogares y empresas dejen de depender por completo de la energía eléctrica.

Tesla Energy es un conjunto de baterías para hogares, negocios y servicios públicos que fomentan un ecosistema de energía limpia y así descartar el mundo de los combustibles fósiles. Según ha explicado el CEO de Tesla, Elon Musk, Powerwall Home Battery tiene dos modelos, uno que ofrece energía de 10 kWh y que permite guardar energía y otro de 7 kWh para el uso diario.

“Nuestro objetivo es transformar totalmente la infraestructura energética mundial para que sea totalmente sostenible y sin producir emisiones de carbono”, dijo Musk.

Tesla powerwall es una batería de ion de litio y está diseñada para ser fijada en la pared de una casa o un garaje y está equipada con paneles fotovoltaicos completamente independientes de los sistemas de energía tradicionales. Además soporta altas y bajas temperaturas por lo que se podrá instalar en cualquier lugar en cualquier época del año.

9

La batería se puede usar en caso de corte de energía o, por ejemplo, cuando los picos de consumo son más altos, de manera que supondrían un gran ahorro en la factura. Además, puede almacenar energía solar durante el día para ser usada por la noche.

El coste de éstas será de 3.500 dólares y se pondrán a la venta en EEUU en el verano de este año y en el resto del mundo para 2016, aunque ya se pueden empezar a reservar. El precio no incluye la instalación ni el coste de los paneles solares, aunque estarán conectadas a Internet, por lo que constantemente Tesla Energy estará monitorizando su uso.

La batería podría desempeñar “un papel similar a la forma en teléfonos móviles han sustituido a teléfonos fijos”, explicó Musk para el que powerwall “será un gran paso para las comunidades más pobres del mundo”porque “elimina la necesidad de las redes eléctricas”.

Fuente: elmundo.es