facebook
Published On: Fri, Nov 4th, 2016

Todos tiran esto en lugar de meterlo al horno. 3 minutos a 165 ºC, ¡y esta miniatura te sorprenderá!

Es probable que algunas personas las recuerden de su infancia: figuritas de joyería hechas de plástico contraído. Era muy divertido poner el plástico en el horno y mirar con mucha atención cómo se ondulaba ligeramente y empezaba a contraerse hasta convertirse en un pequeño talismán. ¡Haz un viaje de regreso en el tiempo y revive todo ese entusiasmo una vez más! Este divertido efecto reductor funciona de maravilla con envolturas de plástico.

Vas a necesitar:

  • Empaques limpios de plástico transparente, por ejemplo, recipientes de comida rápida
  • Tijeras
  • Perforadora de papel
  • Rotuladores permanentes de varios colores

Así tenemos que hacerlo:

Antes de trabajar con el empaque de plástico, debes limpiarlo muy bien. Después corta una pieza larga y lisa, por ejemplo, la base del recipiente de comida rápida.

Reúne algunos diseños o dibujos que te gustaría usar. Puedes bajarlos del Internet e imprimirlos. Toma en cuenta que las imágenes se van a reducir un 70% en el horno, así que asegúrate de que tengan el tamaño adecuado. Ahora coloca las imágenes debajo del plástico y cópialas usando los rotuladores de colores. Lo mejor es empezar con el contorno y usar el rotulador negro.

El siguiente paso consiste en colorear tu imagen y hacerle un agujero en la parte superior. Esta perforación nos servirá para unir la figurita a una pulsera, o hacer un collar. Ahora recorta la imagen y asegúrate de no cortar el agujero.

Coloca las piezas de plástico sobre una bandeja cubierta con papel para hornear por dos o tres minutos a 165 ºC. Notarás que el plástico empieza a ondularse y arrugarse, pero no te preocupes, es completamente normal. Cuando termine de hornearse se alisará de nuevo.

Te puede interesar:  Desde el 1 de diciembre los mexicanos están entrando sin VISA a Canadá

Ahora las piezas de plástico son más pequeñas, gruesas y, por lo tanto, más estables. Puedes usar anillos de metal y sujetar las figuritas a un accesorio de joyería.

En este vídeo puedes ver todo el proceso:

Lo mejor de estas figuras en miniatura es que las puedes hacer con el diseño que más te guste: caramelos, personajes de dibujos animados, palabras o citas. ¡Deja volar tu imaginación y pierde el control! Es una actividad perfecta para los días lluviosos, para una fiesta de cumpleaños o para cualquier momento que tengas nostalgia de aquellos días de la infancia que ya quedaron atrás.