Published On: Fri, Nov 4th, 2016

Todos tiran esto en lugar de meterlo al horno. 3 minutos a 165 ºC, ¡y esta miniatura te sorprenderá!

Es probable que algunas personas las recuerden de su infancia: figuritas de joyería hechas de plástico contraído. Era muy divertido poner el plástico en el horno y mirar con mucha atención cómo se ondulaba ligeramente y empezaba a contraerse hasta convertirse en un pequeño talismán. ¡Haz un viaje de regreso en el tiempo y revive todo ese entusiasmo una vez más! Este divertido efecto reductor funciona de maravilla con envolturas de plástico.

Vas a necesitar:

  • Empaques limpios de plástico transparente, por ejemplo, recipientes de comida rápida
  • Tijeras
  • Perforadora de papel
  • Rotuladores permanentes de varios colores

Así tenemos que hacerlo:

Antes de trabajar con el empaque de plástico, debes limpiarlo muy bien. Después corta una pieza larga y lisa, por ejemplo, la base del recipiente de comida rápida.

Reúne algunos diseños o dibujos que te gustaría usar. Puedes bajarlos del Internet e imprimirlos. Toma en cuenta que las imágenes se van a reducir un 70% en el horno, así que asegúrate de que tengan el tamaño adecuado. Ahora coloca las imágenes debajo del plástico y cópialas usando los rotuladores de colores. Lo mejor es empezar con el contorno y usar el rotulador negro.

El siguiente paso consiste en colorear tu imagen y hacerle un agujero en la parte superior. Esta perforación nos servirá para unir la figurita a una pulsera, o hacer un collar. Ahora recorta la imagen y asegúrate de no cortar el agujero.

Coloca las piezas de plástico sobre una bandeja cubierta con papel para hornear por dos o tres minutos a 165 ºC. Notarás que el plástico empieza a ondularse y arrugarse, pero no te preocupes, es completamente normal. Cuando termine de hornearse se alisará de nuevo.

Ahora las piezas de plástico son más pequeñas, gruesas y, por lo tanto, más estables. Puedes usar anillos de metal y sujetar las figuritas a un accesorio de joyería.

En este vídeo puedes ver todo el proceso:

Lo mejor de estas figuras en miniatura es que las puedes hacer con el diseño que más te guste: caramelos, personajes de dibujos animados, palabras o citas. ¡Deja volar tu imaginación y pierde el control! Es una actividad perfecta para los días lluviosos, para una fiesta de cumpleaños o para cualquier momento que tengas nostalgia de aquellos días de la infancia que ya quedaron atrás.