Published On: Tue, Dec 13th, 2016

Tu cuerpo es ácido. Esto es lo que NECESITAS hacer (y la verdad detrás del cáncer …)

A menos que tú o un miembro de tu familia hayáis sufrido de cáncer y hayáis tratado de curarlo de forma natural, su nombre y su investigación probablemente no te serán conocidos.

El Dr. Otto Heinrich Warburg ganó el premio Nobel de de Fisiología o Medicina en 1931 y es conocido por su trabajo en el proceso de oxidación y el metabolismo de los tumores. De acuerdo con el Comité del Premio Nobel: “ha demostrado, entre otras cosas, que las células cancerosas pueden vivir y desarrollarse, incluso en ausencia de oxígeno” (fuente).

Como sabes, el oxígeno es esencial para que todas las forma de vida prosperen y sobrevivan. El hecho de que las células cancerosas pueden prosperar sin el es muy desconcertante, así que ahí tenemos un pequeño detalle sobre la forma en que funciona.

El Dr. Warburg descubrió que “las células tumorales obtienen la energía necesaria para su existencia de dos formas: por respiración [un proceso que requiere oxígeno] y por fermentación [un proceso anaeróbico]. En la respiración queman los materiales orgánicos del dióxido de carbono y agua; en la fermentación se convierte la glucosa en ácido láctico “. (fuente).

Tanto el dióxido de carbono como el ácido láctico son ácidos, lo que significa que las células cancerosas se desarrollan esencialmente en un ambiente ácido.

Cuando los tumores se producen en entornos privados de oxígeno, una proteína llamada CHCHD4desencadena la liberación de HIF (factor inducible por hipoxia), un complejo de proteína dimérica que fomenta la formación de vasos sanguíneos alrededor del tumor, así como la migración tumoral.

Esto permite que el tumor siga creciendo y que se extienda por todo el cuerpo.

Enfermedades agresivas como el cáncer de páncreas o los gliomas (una forma de tumor cerebral) contienen niveles más altos de CHCHD4 que otros tipos de cáncer (fuente).

Resumido en pocas palabras, la causa principal del cáncer es el reemplazo de la respiración de oxígeno en las células normales del cuerpo por la fermentación de azúcar. Todas las células normales del cuerpo satisfacen sus necesidades de energía mediante la respiración de oxígeno, mientras que las células cancerosas satisfacen sus necesidades de energía en gran parte por fermentación. Todas las células normales del cuerpo son por lo tanto aerobios obligados, mientras que todas las células cancerosas son anaerobios parciales“, explicó el Premio Nobel.

El Dr. Waburg también señaló que todos los tumores que estudió se comportaban de la misma forma, lo que significaba que esa era, de hecho, la manera de combatir el cáncer. Dado que las células tumorales tienen dos formas de obtención de energía, dejarlas sin glucosa no es la mejor manera de ganar la lucha. El Dr. Waburg sugirió que”Con el fin de eliminar las células tumorales por falta de energía, es necesario detener la respiración, así como la fermentación.

El equilibrio ácido-alcalino

Dado que el cáncer se desarrolla en un ambiente ácido, una de las maneras más fáciles para luchar contra él es hacer su cuerpo más alcalino. Se cree que los alimentos ácidos como los productos lácteos, la carne roja, los granos refinados y el azúcar contribuyen a mayores tasas de diagnóstico de cáncer mortal, ya que contribuyen a la acidosis, un estado en el que los líquidos y/o tejidos corporales se vuelven demasiado ácidos.

Este estado puede conducir a enfermedades como la esclerosis múltiple, colesterol alto, arritmias, trastornos de inmunodeficiencia, dolor en las articulaciones, osteoporosis, letargo, enfermedades cardíacas y diabetes (fuente).

Por otro lado, comer más alimentos alcalinos, como frutas frescas, verduras y granos enteros puede ayudar a revertir la condición y mejorar la salud y el bienestar general. Mantenerse hidratado, bien descansado y tranquilo, y respirar de forma profunda también puede mejorar la condición.

Dos de las herramientas más poderosas para alcalinizar tu cuerpo incluyen el zumo de limón y el bicarbonato de sodio.

El bicarbonato de sodio es producido por el páncreas para neutralizar el exceso de ácido en el sistema digestivo. Algunas personas descubrieron que eran capaces de curar su propio cáncer por la ingestión de bicarbonato de sodio.

Aunque el zumo de limón es ácido en la escala de pH, este puede ser utilizado para hacer el agua más alcalina.

Aquí tienes la receta para saber cómo combinar estos ingredientes para que una simple bebida pueda ayudar a combatir el cáncer:

Ingredientes:

  • Dos cucharadas de zumo de limón recién exprimido o vinagre de sidra de manzana orgánica
  • 1/2 o 1/3 cucharadita de bicarbonato de sodio

Instrucciones:

  1. Combina el bicarbonato de sodio en un vaso alto que contiene el zumo de limón hasta que se detenga la efervescencia.
  2. Vierte aproximadamente 200 ml. de agua en el vaso.
  3. Bebe la mezcla de una sola vez a primera hora de la mañana con el estómago vacío. Tómalo todos los días para obtener los mejores resultados.

Por favor, COMPARTE esta importante información con tus amigos y familiares. ¡Gracias!