facebook
Published On: Thu, Aug 4th, 2016

Un hombre encuentra una Harley Davidson entre escombros de la playa. La sorpresa es mayor cuando ve la matrícula

Todos tenemos a alguien importante en nuestras vidas; y también cosas a las que les tenemos un enorme aprecio. El japonés Ikuo Okuyama, de Miyagi, perdió ambas en el tsunami de 2011. Ikuo perdió a tres miembros de su familia y su motocicleta favorita: su Harley-Davidson Night Train, que estaba almacenada en un contenedor.

flickr/Ryohei Noda

Lo sorprendente es que el contenedor viajó a la deriva unos 3000 km. Un año después Peter Mark lo encontró en la Isla de Graham, en la costa de la Columbia Británica, Canadá.

Facebook/Harley-Davidson Museum, Peter Mark

Peter se dio cuenta de que la matrícula era japonesa. La historia llegó entonces a la sede de la Harley-Davidson, que contactó con el dueño. La empresa Harley le informó de que le darían una nueva Night Train y se la enviarían por correo. Emocionado por el gesto, Ikuo les dio un motivo por el que no podía aceptar la generosa oferta.

Facebook/Harley-Davidson Museum

Ikuo conoce a tantas personas en su entorno que han perdido a alguien o algo importante en sus vidas, que no cree que sea justo que él solo reciba este favor. Así que, les pidió: “Me gustaría que la moto se exhibiera en el Museo Harley-Davidson de Milwaukee como tributo a todas las víctimas del tsunami.”

Facebook/Harley-Davidson Museum

Los empleados de Harley-Davidson se sintieron tan conmovidos que decidieron exhibir la motocicleta en su museo. Este tributo a  las víctimas de la tragedia es algo que ha conmovido a miles de personas.

Facebook/Harley-Davidson Museum

El Vicepresidente del Museo Harley-Davidson, Bill Davidson, cuenta la historia completa en vídeo (en inglés):

Bill explica que la moto cambia de un día para otro porque la sal marina penetró en la estructura molecular de los materiales, y esto seguirá causando su deterioro. Esta historia interminable es como las víctimas del tsunami: sus vidas, años después, aún siguen afectadas por la terrible tragedia.