facebook
Published On: Tue, Aug 2nd, 2016

Un perro adopta a un recién nacido abandonado poco probable. Míralos dos años más tarde …

Poncho, es una cria de zarigüeya que perdió a su madre cuando fue golpeada por un coche. Devastado por el incidente, un equipo de rescate de animales encontró al pequeño bebé que se aferraba a su madre mientras ella yacía inmóvil en mitad de la carretera.

Sin una madre natural, el equipo de rescate estaba preocupado de que el bebé pudiera sobrevivir, pues las zarigüeyas no son muy receptivas a las madres de alquiler. Sin embargo, el equipo de rescate nunca se hubiera podido imaginar lo siguiente que ocurrió. Poncho fue adoptado por la madre más improbable – una perrita.

Hantu, una pastor alemán blanca, adoptó a Poncho como a uno de los suyos, y cuida de Poncho como si fuera uno de sus cachorros. Los dos formaron rápidamente un vínculo inquebrantable, y los dos son prácticamente inseparables.

En el vídeo que puedes ver a continuación, puedes ver cómo es la amistad de esta improbable pareja dos años más tarde. Hantu rara vez sale a caminar sin su mejor amigo a su lado.

¡Por favor COMPARTE este video con tus amigos y familiares en Facebook!

Fuente: Shareably